¿Cómo se cultivan los productos ecológicos?

La agricultura es parte de la historia de la humanidad. No sólo ha permitido que tengamos alimentos en nuestros hogares, sino que cambió la forma de producir y vivir. 

En la actualidad, el rol de la agricultura y quienes se dedican a ella, es vital para que sigamos recibiendo alimentos en nuestros hogares.  

Su historia, como imaginarás, ha estado atravesada por diversos acontecimientos en el camino. En este artículo conoceremos algunos hitos de la agricultura, para luego llegar a saber cómo es que se cultivan los productos llamados ecológicos u orgánicos.

Pero primero, vamos a conocer algunas nociones generales… 

Breve historia de la agricultura 

En un principio, los seres humanos vivíamos de la recolección de las plantas y de la cacería. Con el tiempo y gracias a la observación, nos dimos cuenta que dentro de las frutas y verduras, se encontraban las semillas. Entonces llegó el gran descubrimiento: el ciclo de las plantas y nació la posibilidad de hacer agricultura. 

Agricultores en campo de lechugas | Campos del Abuelo

En un principio, la agricultura estaba vinculada al entorno natural. No sólo era importante la tierra, sino los ciclos lunares, los cambios de climas, las lluvias, todo lo que rodeaba al ser humano y le daba la posibilidad o la imposibilidad de cultivar. 

Con el tiempo, la agricultura logró que las personas pudieran asentarse en un determinado lugar, construir ahí sus casas, sembradíos, dio la oportunidad de construir un hogar. También, sirvió para separar determinadas tareas dentro de la comunidad, pudiendo así dedicarse a otras actividades. 

La posibilidad de hacer crecer los propios alimentos, fue uno de los grandes saltos de la humanidad. Esto sucedió hace aproximadamente 12.000 años, en el periodo Neolítico. Si quieres saber más sobre la historia de la agricultura, te recomendamos este artículo sobre cómo ha avanzado la agricultura en la sociedad

¿Qué es la agricultura? 

Además de ser uno de los descubrimientos más importantes de la historia de la humanidad, es una actividad humana. En la misma, se combinan técnicas y saberes con el fin de obtener de la tierra producción de alimentos de origen vegetal. Pueden ser hortalizas, frutas, cereales, verduras y más. 

Es también una actividad económica dentro del sector primario. Estas son desarrolladas por el ser humano desde los principios de la historia y son muy importantes ya que son las que abastecen a la población de alimentos y materias primas. 

A medida que la historia de la humanidad ha seguido su camino, la agricultura ha experimentado cambios. En este artículo, nos centraremos en la agricultura ecológica. Pero para poder entender mejor cómo es que se llegó a este tipo de producción, tenemos que hablar de otro tipo de producción agrícola. 

Vicent cultivador ecológico de Campos del Abuelo

¿Agricultura convencional o agricultura ecológica?

¿Qué es la agricultura convencional? 

Para hablar de la agricultura tradicional, tenemos que nombrar lo que fue la Revolución Verde. En los años ‘60 en los Estados Unidos, estalló esta revolución que llevó a la utilización de nuevas tecnologías para lograr una mayor producción agrícola

Se comenzaron a utilizar semillas modificadas genéticamente para hacerlas más resistentes a diversos climas, así como también se hizo popular el concepto de monocultivo. Esto es priorizar el cultivo de una sola especie por una o más temporadas. También se comenzaron a utilizar herbicidas y agroquímicos. Sumado a esto, el uso del recurso hídrico se llevó al máximo. 

En un primer momento, lo que se buscó con la Revolución Verde fue una mayor producción de alimentos para el mundo, lo que se logró. Pero a costo de un impacto negativo hacia el medio ambiente. 

Vicent compañero agricultor de Campos del Abuelo cuenta en su entrevista sobre la patata su experiencia con la agricultura tradicional. 

Él dice que en la época en la que sus abuelos cultivaban, lo tradicional era hacer agricultura ecológica, pero que cambió todo luego de la Revolución Verde. Vicent probó cultivar con los métodos de este tipo de agricultura, hasta que se envenenó dos veces y supo que algo andaba mal. Entonces, decidió volver al origen y hacer agricultura como hacían sus antepasados. 

Como decíamos, el tipo de agricultura que explotó con la Revolución Verde, centrada en la productividad, tiene un impacto ambiental grandísimo. Por esta razón, la calidad y fertilidad de los suelos disminuye. En detrimento de este tipo de técnicas de cultivo, existe la agricultura ecológica y sostenible: las que utilizamos los agricultores de Campos del Abuelo

¿Qué es la agricultura ecológica?

Desde la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) definen a la agricultura ecológica como un método de cultivo que consiste en la gestión del ecosistema en vez de la utilización de insumos agrícolas. 

Se realiza de una forma alternativa. Los procesos siguen principios ecológicos y se rescatan conocimientos ancestrales, a la vez que se construyen nuevos conocimientos. Es por ello que, por definición, se gestiona el ecosistema respetando los procesos de la naturaleza. Además, los recursos disponibles se utilizan de manera racional y las formas de trabajo son respetuosas con la naturaleza y las personas. 

Para lograr que este tipo de agricultura funcione de manera sostenible, se utilizan técnicas respetuosas con la naturaleza. Las conoceremos de la mano de nuestros compañeros agricultores de Campos del Abuelo.

Fresones orgánicos de Campos del Abuelo

Técnicas de agricultura ecológica

Los agricultores y agricultoras de Campos del Abuelo utilizamos métodos agrícolas sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. 

Clara y Lola nos contarán sobre algunos desde su finca en Xàtiva. Allí cultivan calabacines, judías, zanahorias y muchas hortalizas más. Conozcamos algunas de las técnicas que usan… 

Barbecho o el descanso de la tierra

Hace un hermoso día de sol. El verano llegó hace algunos días y el calor ha comenzado a sentirse. Caminamos detrás de Clara a través de su finca, nos está llevando a ver algunos de sus cultivos que están en estado avanzado. Para justo al lado de una hilera de flores amarillas y comienza a contarnos sobre su finca. 

Nos habla sobre la importancia de trabajar la tierra teniendo en cuenta que está viva. Bajo el sol de Xàtiva tendremos la posibilidad de conocer las tareas que realiza en su finca. Así que seguimos atentos, junto a Clara, para conocer de cerca cómo se cultivan los productos ecológicos. 

Clara explica: La tierra es un ser vivo. Por lo tanto necesita descansar y acoger cíclicamente cultivos con necesidades nutricionales diferentes e interacciones con la tierra también diferentes. Lo que logramos realizando estos descansos es no esquilmar el suelo. 

Clara en su finca | Campos del Abuelo

Estos descansos que nombra Clara tienen que ver con lo que se llama “barbecho”, una técnica agrícola que consiste en no sembrar la tierra durante uno o más períodos. Así se logra que -como ella cuenta- la tierra descanse. 

Rotación de cultivos para aprovechar los nutrientes

La rotación de cultivos consiste en alternar el cultivo de diferentes tipos y familias de plantas. Se trata de no repetir siempre el mismo cultivo o un cultivo de la misma familia.  Esto ayuda a la fertilidad del suelo y promueve la biodiversidad.

Clara nos cuenta sobre la rotación con un ejemplo: Por ejemplo, si plantamos acelga, una verdura con poca raíz y gran desarrollo aéreo, no repetiremos en la misma parcela otro cultivo de características similares. 

Por su parte Lola, madre de Clara, nos da un ejemplo más extenso para comprender mejor la rotación de cultivos. Lola, hace más de 40 años se dedica a la tierra. Sin lugar a dudas sabe: 

Cada persona tiene su método pero el que yo hago con la rotación de cultivos es así. Por ejemplo, echo el abono orgánico y empiezo por un cultivo que tenga muchas necesidades de nutrientes, como puede ser un tomate o una coliflor.

Cultivo del tomate de forma orgánica | Campos del Abuelo

Entonces, una vez ya el tomate ha terminado su ciclo de cultivo, lo arranco y entonces planto otra planta de una familia botánica diferente y que tenga necesidades de nutrientes diferentes. Siguiendo con el ejemplo, después de tomates puedo plantar una col. Una vez terminado el ciclo de la col, planto otra familia diferente, como puede ser una lechuga. 

Y después de la lechuga ya toca plantar hortalizas que tengan pocas necesidades de nutrientes. Esto porque las tres plantas anteriores ya han comido suficiente, le hemos brindado buen alimento con el agua orgánica. 

También puedo poner como penúltimo cultivo en la rotación boniatos. Y al final de la rotación puedo poner cacahuate. Esa es una rotación de cinco cosechas. Después vuelvo a empezar el ciclo, vuelvo a incorporar abono orgánico y empiezo no por un tomate, sino, por ejemplo, empiezo con melón o sandía.

La lechuga es parte de la rotación de cultivos | Campos del Abuelo

Al consultarle a Lola cuánto es que dura este ciclo nos responde… 

Más de un año y medio. Porque, por ejemplo, una zanahoria necesita cuatro meses desde que la siembras hasta que la recoges. Luego de recogerla, tienes que esperar, tienes que regar… Tienes que trabajar la tierra más o menos superficialmente y luego, a lo mejor pasa un mes entre que quitas un cultivo y empiezas otro. 

Y entre los cinco cultivos un año y medio seguro que pasa. Una coliflor, por ejemplo, también tiene un ciclo muy largo. Depende, hay algunas que en 90 días están, pero hay otras de 100, 120, 150. Las coliflores tienen ciclos diferentes. 

Luego los tomates, por ejemplo, yo empiezo a coger ahora, compro el plantel a principios de marzo. Nos ha pasado marzo, abril y mayo, tres meses. Si tengo suerte que no sube mucho la temperatura, puedo cosechar esos tomates dos meses. Y luego los quito y mientras voy preparando la tierra, pues pasa otro mes. 

Los ciclos son bastante largos. Y un boniato, por ejemplo, yo lo planto en el mes de junio y cosecho casi en diciembre.

La finca de Lola y Clara en Xàtiva | Campos del Abuelo

Si haces rotación de cultivos, no necesitas incorporar abono orgánico tantas veces, porque lo que haces es incorporar el abono al principio. Después hago siempre trabajos superficiales en la tierra para no molestar los microorganismos, los hongos, las bacterias, los protozoos, para que estén más o menos en el sitio y puedan trabajar y pueda hacer su función.

Tal como nos cuenta Lola desde el campo, es indispensable rotar los cultivos de una temporada a la otra para lograr un buen control de plagas y de enfermedades. También ayuda a mejorar la fertilidad del suelo, reducir la erosión y aumentar la biodiversidad. 

Para sumar a la información que nos brinda Lola, en este artículo sobre patatas conversamos con Vicent, cultivador ecológico de hace más de 40 años. En el mismo hay otro excelente ejemplo de rotación de cultivos con la patata, los escarabajos y la familia de las Solanáceas. 

Arado de la tierra manual 

Además, Clara y Lola aran la tierra manualmente y enriquecen el suelo con estiércol natural. Con la palabra “arado” se entiende el proceso que permite mover y apartar los terrones de tierra de la superficie del terreno sobre el que se va a cultivar. 

Luego estos terrones se revuelven una y otra vez para devolver la tierra a su estado inicial. Esto favorece el paso de nutrientes orgánicos y brinda espacio al nuevo cultivo.

Sobre el arado manual Clara nos cuenta: Estos métodos són utilizados para acompañar al ciclo natural de los cultivos, al equilibrio. Este tipo de arado favorece la integración en el suelo donde vamos a cultivar. A su vez si mantenemos el terreno fértil, esponjoso y le aportamos materia orgánica de calidad facilitaremos este equilibrio.

En la visita a la finca de Lola y Clara, pudimos ver cómo Clara realiza un laboreo superficial de la tierra con esta bicicleta adaptada llamada “bicicleta de rascar”. No es tan profundo como arar, pero es un ejemplo que podemos ver directo desde el campo: 

Asociación de cultivos para beneficio mutuo

La asociación de cultivos tiene que ver con sembrar juntas una o más especies vegetales para que una o más se beneficien. Uno de estos beneficios puede ser por ejemplo mayor absorción de nutrientes, mejorar la productividad, controlar algunas plagas, prevenir enfermedades y hasta lograr un mejor sabor.

Lola también nos habla sobre esta técnica y nos cuenta cómo la utilizan en América Latina. 

En Sudamérica hay una asociación de cultivos que se llama “Milpa”. En la Milpa asocian calabazas con maíz y judías. Hacen los tres cultivos juntos. Y es una asociación que va muy bien, porque plantan las calabazas, luego plantan el maíz y luego plantan las judías, que se emparran por el maíz.

Zapallos orgánicos y de fondo su agricultor | Campos del Abuelo

Es una asociación buena, las raíces de esas tres plantas, también se combinan muy bien y producen bastante. Es para la gente que tiene poco terreno, pues hacen esas asociaciones y funciona bastante bien. Aquí antes se utilizaba mucho, o sea, plantaban maíz y luego sembraban judías. Y las judías se emparraban por el maíz y producían bien. 

Lola nos cuenta por qué ella ya no hace este tipo de asociación y cómo solucionó lo que parecía un problema… 

Pero ahora eso ya no lo hacemos, porque el viento normalmente tira las plantas de maíz y luego cae todo el suelo. Yo normalmente pongo cañas, hago la barracada típica de mi pueblo, de Alboraya, porque en cada sitio hay unas barracas o un entutorado para las plantas. Aquí hay una forma de entutorar y en la zona de Valencia hay otra forma de entutorar. Y si te vas a Aragón, lo hacen de diferentes formas. Siempre adaptado a la climatología, a las condiciones de agua, de sombra, de luz, de todo.

Esto que nos cuenta Lola es una de las características de la agricultura orgánica: recuperar conocimientos ancestrales y adaptarlos. De su pueblo trajo la manera de entutorar a través de cañas. 

En este vídeo, vemos cómo Eduardo, de Campos del Abuelo, entutora un tomate con una estructura de cañas: 

 

Fauna auxiliar para crear un ecosistema equilibrado

Además de estas técnicas, Clara destaca la importancia del entorno del cultivo. Ella destaca algo clave: lo que plantemos alrededor del cultivo va a mejorar la simbiosis. Por ello explica que plantar y cuidar aromáticas y diversidad de árboles y otros cultivos complementarios ayuda a mantener la fauna auxiliar y reducir plagas

Esto crea un ecosistema equilibrado que beneficia el crecimiento de los cultivos y protege de forma natural y ecológica.

Algo que hay que tener en cuenta cuando cultivamos de manera orgánica y sin químicos, son los potenciales problemas de plagas y hongos. Tener fauna auxiliar, nos cuenta Clara, colabora para combatir hongos como, por ejemplo, en el cultivo del calabacín pueden ser el oidio o el mildiu. 

Control biológico con mariquitas y pulgones 

El control biológico de plagas, por su parte controla la presencia de pulgones. Clara cuenta que para combatir a los pulgones, es esencial que haya mariquitas en sus campos, ya que pueden alimentarse hasta de setenta pulgones por día. Al tener diversidad de cultivos y otras plantas, las mariquitas abundan de manera natural en la finca de Clara y Lola.

De la mano de Clara, tenemos un excelente ejemplo sobre el control biológico de plagas. Es todo un camino que comienza con melaza y hormigas, ella nos cuenta: 

Se riega la melaza que es dulce y atrae a las hormigas. Las hormigas van a la melaza, los pulgones se suben a las hormigas y los transportan, en esto hay un interés mutuo. Las hormigas  transportan al pulgón hasta zonas elevadas, hasta las copas de los árboles o de las plantas que no pueden llegar por ellos mismos porque son pequeños y ahí crean sus colonias, ponen huevos y se van desarrollando.

Luego vienen las mariquitas que ponen huevos, sale el primer estadio, la crisálida y ya nace la mariquita que es amarilla, le salen los puntitos y completa el ciclo vital. Una sola mariquita puede comer en un día cuarenta o cincuenta pulgones, hacen un gran trabajo. Hay empresas que las cultivan, hacen granjas de insectos que luego envían a las fincas para que hagan un control biológico.

Aquí como tenemos bastante flora que hemos introducido para mantenerlas todo el año de forma natural, las mariquitas aquí ya existen de forma natural

Clara y sus cultivos | Campos del Abuelo

Uso de nutrientes naturales para el suelo

Esta técnica implica el uso de abonos naturales, como compost, abonos verdes y estiércol animal, en lugar de fertilizantes sintéticos. Los abonos orgánicos mejoran la calidad del suelo, reducen la erosión, y promueven el crecimiento de plantas más saludables y resistentes a las enfermedades. 

Clara, en el cultivo de la familia de las cucurbitáceas (familia a la que pertenece el calabacín), utiliza un mineral llamado Slice o Sílice. Ella nos cuenta sobre los beneficios de utilizarlo en sus cultivos: 

El sílice es un mineral que absorben las plantas y les sirve de soporte. Es un elemento estructural que refuerza las paredes celulares, ayuda a mantenerse erguido el vegetal y lo protege de las oscilaciones de temperatura y otros factores externos. Por ejemplo en el calabacín, igual que en el resto de cucurbitáceas tiene un papel muy importante a nivel estructural por el rápido crecimiento de estas.

Judías orgánicas de Campos del Abuelo

Entonces: ¿Qué productos consideramos ecológicos?

Los productos que consideramos ecológicos son aquellos que se cultivan siguiendo los principios de la agricultura orgánica. Es decir, se trabaja para hacer crecer plantas y árboles, teniendo en cuenta la importancia del ecosistema en el proceso.

Además, las técnicas están basadas en conocimientos ancestrales, pero también con nuevos conocimientos. No se utilizan agroquímicos ni tampoco químicos post-cosecha. 

En Campos del Abuelo estamos orgullosos de ser parte de la historia de la agricultura ecológica y de apoyar a los cultivadores que la escogen como modo de vida y sustento. No sólo somos parte del proceso de cada cultivo, sino que además consumimos las mismas frutas y verduras que ofrecemos. 

La garantía de que estás adquiriendo productos sanos, es que podemos cosecharlas directo del árbol o la planta, acomodarlas en cajas y enviarlas a tu hogar. 

Visitando nuestra tienda online de frutas y verduras puedes armar tu caja como desees y recibirla en menos de 24 horas. 

Hasta la próxima y ¡Gracias por leer!

Hinterlasse einen Kommentar

Bitte beachte, dass Kommentare vor der Veröffentlichung freigegeben werden müssen