¿Cómo saber si una naranja es de zumo o de mesa?

Puede que alguna vez en la vida te hayas hecho esta pregunta. Sucede que la diferenciación entre una y otra naranja es normal y existe. Desde Campos del Abuelo, vamos a tratar de resolver esta pregunta tan común… 

Como buenos cultivadores de naranjas valencianas, estamos orgullosos de poder brindarte esta información directamente desde un campo repleto de naranjeros. Así que vamos, que junto a Eduardo, mi padre y muy experimentado agricultor, recorreremos nuestro campo y aprovecharemos para hacerle algunas preguntas. 

Diferencia naranjas de mesa y de zumo | Campos del Abuelo

Eduardo disfruta el campo y se le nota. Por suerte, ese cariño por la tierra se contagia, así que no queda otra que sonreír bajo el sol de verano de Valencia. Estamos transitando el mes de julio, por lo que ya no quedan naranjas en los árboles, pero una brisa suave mece sus hojas de aquí para allá…

Vamos a lo que nos convoca: Nuestra duda a resolver es cuál es la diferencia entre las naranjas de zumo y de mesa. Bajo la sombra de un naranjero Eduardo nos cuenta:

Bueno, en primer lugar, todas las naranjas se pueden comer y con todas las naranjas se puede hacer zumo indistintamente. No es obligatoriamente que porque una naranja sea de zumo no la puedas comer, y al revés.

Lo que sí que es verdad es que cuando decimos que una naranja es de zumo, es porque organolépticamente, o sea, cuando te la metes en la boca, su pulpa no tiene la misma finura que una naranja de mesa. No es igual de fina que en una naranja que es de mesa, que se come. Y además, la cantidad de zumo también es mayor en una naranja de zumo que en una de mesa. 

Entonces, normalmente cuando se distingue, se considera naranja de mesa la más grande y naranja de zumo la más pequeña. Esto es una distinción que hacemos, pues bueno, porque le damos de alguna manera salida a la naranja más pequeña… 

Sin embargo, la realidad es que independiente del tamaño, hay naranjas que son específicamente para zumo. Que no quiero decir que no se puedan comer, pero que su contenido de zumo es mucho mayor que una naranja de mesa. Son variedades de naranja, normalmente, de la familia de las Blancas.

Nos vamos acercando a la diferenciación entre una y otra. Sigamos, porque la pregunta sigue flotando en el aire: ¿Puedo distinguir una naranja de mesa o de zumo sólo con verla en el árbol?

Bueno, pues mira, a grandes rasgos... A ver, no siempre es exacto, porque la forma de las naranjas a veces es caprichosa. Pero en general se distinguen porque la familia de las Navel, como dice la palabra, que en inglés significa ombligo, tiene en la parte de abajo el agujerito que simula un ombligo.

Eduardo en nuestro campo de naranjas

 Mientras que las Blancas ese ombligo no lo tienen y la parte de abajo está metida hacia adentro de manera que no se ve ningún tipo de ombligo, o sea, ese agujerito está cerrado. Luego también las Blancas son más chatitas, no son tan grandes ni tan redonditas, son más chatitas y más pequeñas

Fundamentalmente, la diferencia más importante que se puede distinguir es en el ombligo, porque es el ombligo que en la Navel está pronunciado, muy pronunciado, y en la familia de las Blancas, ese ombligo no existe. 

Bien, hecha esta diferenciación, vamos a conocer estos dos grupos de naranjas. Así quedará más que claro cómo distinguir una naranja de zumo de una de mesa. 

Naranjas de mesa o la familia de las Navel

Entonces, como decía Eduardo, las naranjas de mesa son más grandes y tienen ombligo, por eso el nombre Navel. A nivel organoléptico su pulpa tiene esta “finura” al comerla que mencionaba arriba, es más fácil de comer gajo a gajo. 

Además, su color es de un naranja bien intenso. Su piel es gruesa, lo que las hace fáciles de pelar a la hora de comerlas como postre. En esta imagen puedes ver una naranja del grupo de las Navel:

Las naranjas Navel | Campos del Abuelo

Naranjas de zumo o la familia de las Blancas

Entonces, conociendo las naranjas del grupo de las Blancas y haciendo un repaso por las palabras de Eduardo: Las naranjas de zumo, son de tamaño más chico. Y -valga la redundancia- tiene mucho zumo en su interior. 

Además, no tienen ombligo y su piel es más fina facilitando el trabajo a la hora de exprimirlas. Su color es de un naranja menos intenso, un poco más lavado. En esta imagen puedes ver algunas naranjas del grupo de las Blancas y el increíble zumo que dan. 

Las naranjas del grupo de las blancas

 

Como vimos, es cierto que las naranjas de mesa y zumo tienen sus diferencias, pero como dice Eduardo:  todas las naranjas se pueden comer y con todas las naranjas se puede hacer zumo indistintamente

Así que si quieres hacer zumo con una variedad de naranja Navel pues ¡Adelante! Y si quieres disfrutar de una deliciosa naranja de la familia de las Blancas pelándola con cuchillo como un agricultor claro que también puedes hacerlo. 

¡Ah! y si estás buscando mayor información sobre naranjas, te recomendamos este artículo sobre naranjas valencianas. Eduardo también nos acompañó con su sabiduría de citricultor para explorar el apasionante mundo de las naranjas… 

Esperamos que tus dudas hayan quedado resueltas. Y recuerda que en nuestra tienda online puedes encontrar frutas y verduras directas del agricultor a tu hogar. Las recibes en menos de 24 horas y sin ningún tipo de químico post-cosecha. 

Hasta la próxima y ¡Gracias por leer! 

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published